Archivo del sitio

8º FORO DE TURISMO RESPONSABLE EN FITUR 2016

Bahía de Santander, pasajeros barcoDesde el CETR-Centro Español de Turismo Responsable, en colaboración con AEPT-Asociación Española de Profesionales del Turismo, celebraremos una vez más nuestro 8º Foro de Turismo Responsable.
Este Foro, consolidado como punto de encuentro clásico de los profesionales y los amantes del turismo responsable en España, tendrá lugar el próximo jueves 21 de enero de 2016 entre las 15:30 y las 19:00,  en la sala N109 del Centro de Convenciones Norte de IFEMA. Constará de varias sesiones sucesivas que nos permitirán abordar distintos aspectos del turismo responsable. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

FITUR GREEN 2015

Fitur Green 2015

“Hacia el consumo y la producción sostenibles en el sector turístico”

Del 28 al 30 de Enero de 2015 Fitur – Ifema – Pabellón 10 – pasillo B05

  FiturGreen, co-organizado por el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), la Organización Mundial del Turismo (OMT) y FITUR, pretende acercar la innovación y la sostenibilidad al sector turístico para impulsar la competitividad de dicho sector, tanto en las empresas, como en los destinos, uniendo las tendencias actuales con las expectativas y demandas de los consumidores.

  Durante esta edición se presentará el Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles (10YFP por sus siglas en inglés) establecido por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), celebrada en junio de 2012. La resolución 216/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (A/CONF.216/5) reafirma que la promoción de modelos sostenibles de consumo y producción está entre los objetivos generales y requisitos esenciales para el desarrollo sostenible y que es indispensable lograr cambios fundamentales en la forma en que las sociedades consumen y producen, a fin de conseguir el desarrollo sostenible mundial. En particular se presentará el recién establecido Programa de Turismo Sostenible del 10YFP, el cual es liderado por la OMT. 

   Además, se mostrarán casos de éxito de iniciativas, proyectos y experiencias prácticas, a nivel nacional e internacional, a través del desarrollo de mesas de debate, exposiciones, y talleres que mostrarán los cambios que se están llevando a cabo, tanto en los destinos y los alojamientos, como en las estrategias de gestión e innovación para avanzar hacia la sostenibilidad. Lee el resto de esta entrada

Hacia un turismo responsable

Uno de los protagonistas de Fitur ha sido el turismo sostenible, que busca armonizar el respeto al medio ambiente, a la realidad local y al desarrollo económico de los destinos
El precio y la falta de conocimiento por parte de muchos viajeros juegan en contra de este modelo; la experiencia de los usuarios y una creciente concienciación, a favor
Un turista en el desierto de Paracas, en Perú. / JOSE ANTONIO BALLESTEROS

Realidad local, autenticidad, experimentación, descubrimiento, cercanía. Puede que el viajero no lo sepa, pero si quiere algo parecido a esto, muy probablemente está buscando un turismo sostenible. ¿Con qué? Con el medio ambiente, con la realidad social que visita y con su economía. Es probable que no lo sepa porque el turismo responsable -otra forma de nominarlo- puede resultar un concepto difuso. Suele primar el precio y el confort sobre cualquier otro criterio, pero en el sector apuntan que, consciente o inconscientemente, el viajero busca algo más.

Quizás el primer paso para aclarar este concepto difuso es saber qué NO es TURISMO SOSTENIBLE. Poca autenticidad hay en un resort de una multinacional que sirve comida extranjera; ninguna experimentación si no se sale de la piscina; raros serán los descubrimientos si las rutas se limitan a un autobús turístico; nula cercanía al pueblo local si se recurre a la prostitución infantil.

El segundo paso para comprender qué es turismo responsable puede ser un ejemplo real: Reserva Natural Isla Juan Venado, en la provincia de León, en Nicaragua. Las construcciones respetan el medio que las rodea, las excursiones no son agresivas con la naturaleza, el municipio trabaja con los operadores para empoderar a la comunidad local. “Hemos dado formación a los pescadores para que puedan ser también guías, así como a los jóvenes, que muestran las aves a los visitantes. Fomentamos la artesanía del mar y luchamos por que las mujeres no sean relegadas a al último escalón de la industria turística”, explica Ariel Somarriba. Los beneficios del turismo revierten en la comunidad local sin dañar el medio ambiente.

Y, por último, un ejemplo genérico: “Cuando un hotel promete comida local, favorece producción del sitio donde está, revierte en la economía del lugar, aumenta la calidad de los productos. Es un un círculo que se cierra”, explica Luigi Cabrini, director consejero del secretario general sobre Sostenibilidad de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Tanto Somarriba como Cabrini han participado esta semana en Fitur en un foro sobre turismo sostenible en el que se ha debatido hacia dónde va y cómo atraer a más público. “Hay que tener en cuenta que no se trata de un sector separado. Se trata de hacer más sostenible todo tipo de turismo, reducir impacto negativo y aumentar positivo”, subraya Cabrini.

En esta línea insiste Jesús Blázquez, director de la agencia Pangea y cofundador del Centro Español de Turismo Responsable (CETR): “Salvo excepciones, no hay un turista totalmente responsable, todos somos poliédricos; nos puede gustar ir a una playa poco sostenible, sin que esto quite que queramos cuidar las costumbres locales. Los viajeros responsables tienen en común cierta inquietud por respetar las zonas a donde van, desde el punto de vista social y medioambiental. Todas las demás características económicas y sociológicas varían entre ellos”.

Con el lema No existen malos viajeros, sino viajeros mal informados, el CETR trata de concienciar a los turistas sobre las bondades de este tipo de turismo, que se encuentra con el escollo del precio. “Por definición, el turismo responsable no puede ser low cost. Y aunque en ocasiones es posible hablar incluso de lujo, en otras el confort es inferior al que se puede encontrar en un resort en la playa”, explica Blázquez. Pone como ejemplo un viaje en bicicleta por el desierto en Túnez que organiza su agencia, en el que solo cuatro de diez noches se pasan en hotel; el resto se pernocta en jaimas o en casas de ciudadanos locales habilitadas como albergues. Frente a este obstáculo, está la experiencia del usuario. “Son viajes que se suelen disfrutar mucho más que los convencionales. Los comentarios en redes sociales y las recomendaciones personales son nuestra mejor forma de publicidad”, subraya.

Stand de Colombia en la edición Fitur 2014. / BERNARDO PÉREZ

La conciencia de los usuarios también juega a favor del turismo responsable. Un estudio del grupo Tui Travel entre 4.000 clientes mostraba que uno de cada dos está dispuesto a pasar unas vacaciones más sostenibles. Sin embargo, de estar dispuesto a hacerlo hay un trecho grande. Otra encuesta de IPK International y el Instituto de Turismo de la Universidad de Ciencias y Artes Aplicados de Lucerna entre 6.000 personas muestra que la sostenibilidad es tan solo el séptimo factor en importancia para los viajeros. Hay un grupo del 22% para quienes sí está entre los tres cruciales, aunque solo un tercio de ellos hace reservas acordes a esta preferencia.

Si nos vamos a España, la cifra es todavía más pequeña, según Susana Conde, directora de Agrotravel Turismo Responsable y Green Euskadi : “No hay estudios concretos, pero nuestras estimaciones son que el interés por este turismo está por debajo del 10%”. De este porcentaje, muchos son viajeros independientes, para quienes es casi imposible saber si realmente están haciendo turismo sostenible, ya que hay una maraña de certificaciones locales e internacionales que restringen a los especialistas conocer realmente si los lugares que se visitan están social y medioambientalmente comprometidos. Lee el resto de esta entrada