Archivo de la categoría: IMPACTOS DEL TURISMO

SUSANA CONDE: ” CREEMOS EN LA RSE COMO ÚNICO FUTURO POSIBLE PARA EL TURISMO”

SUSANA CONDE: ” CREEMOS EN LA RSE COMO ÚNICO FUTURO POSIBLE PARA EL TURISMO”

Susana Conde es fundadora y directora de Agrotravel Turismo Responsable, una agencia especializada en turismo responsable y sostenible, cuyo fin es crear una experiencia única para el viajero a través de un turismo inclusivo que potencie la economía de las poblaciones locales. Su compromiso es contribuir al desarrollo de los pueblos que prestan determinados servicios en el sector, y para ello, organizan viajes con valores de igualdad y respeto hacia estas comunidades promoviendo su revitalización cultural.
Susana Conde participa en la co-creación de nuestro Libro blanco por un turismo responsable, también como representante de The Global Sustainable Tourism Council en España, que establece los estándares mundiales de sostenibilidad  y trabaja, entre otras iniciativas,  en dar a conocer las buenas prácticas de un turismo responsable y sostenible en el sector público y privado.

Siempre nos hemos esforzado en ofrecer viajes sostenibles adaptados a todos los perfiles de usuario para que la responsabilidad llegue a todos los viajeros.

(VÍDEO DISPONIBLE CON SUBTÍTULOS EN INGLÉS)

A continuación, mostramos la entrevista completa en la que Conde destaca los puntos clave de su aportación a este Libro Blanco:

¿Qué entendéis por estrategias de RSE aplicadas al turismo? ¿Cómo diferenciar las que realmente aportan algo de las que solo son fachada?

Entendemos la RSE como una estrategia a aplicar a todos los ámbitos de la actividad turística. Creemos que es el único futuro posible para el turismo.
Entendemos que aplicar la RSE en la actividad turística debe tener en cuenta los impactos positivos de la misma, tanto para con el entorno natural, cultural, población local, y a partir de ese análisis cada empresa o entidad turística debe plantearse que estrategias concretas o medidas debe implementar para que su actividad sea lo más responsable posible y promueva un desarrollo del turismo sostenible.

¿De qué manera puede una empresa / asociación como la vuestra impulsar estas iniciativas? ¿Es algo común en empresas similares?

Como punto de partida, debemos intentar desarrollar una actividad turística lo más responsable posible, lo que contribuirá al desarrollo sostenible del turismo y de los destinos. Además la propia gestión interna de la empresa para con los empleados, clientes, proveedores, residentes en el destino debe ser coherente con esa estrategia.
No sólo los viajes que ofrecemos a nuestros clientes deben ser sostenibles ,sino toda nuestra empresa debe perseguir ser lo más responsable posible.

Tanto a nivel español como internacional cada vez son más las agencias de viajes que cuentan con una apuesta clara por un turismo más responsable y sostenible, aunque si que es verdad que aún representa un pequeño porcentaje dentro del sector. Nosotros tenemos la esperanza de que cada vez seamos más los profesionales que apostemos por desarrollar nuestra actividad con esta visión.

¿Qué acciones habéis desarrollado en el último año o cuáles destacaríais?

Desde el inicio, como agencia de viajes y consultoría turística, hemos apostado totalmente por el turismo responsable. Cada año buscamos avanzar en este sentido y vamos implementando nuevas medidas y promoviendo y sensibilizando a nuestros viajeros por un viaje más responsable. En lo que siempre nos hemos esforzado es en intentar que cualquiera que sea el viajero y el tipo de viaje que quiera realizar, que lo pueda hacer de la manera más sostenible posible, y por ello trabajamos con muchos destinos del mundo y ofrecemos todo tipo de viajes, adaptado a las necesidades de cada perfil de viajero.

¿Cómo está posicionada España frente a otros mercados en estrategias de RSE?

En nuestra opinión, para lo que representa como segundo o tercer destino turístico del mundo, se encuentra muy poco posicionada. Aún el viajero responsable identifica España como un destino sostenible. Se está trabajando sobre todo en el segmento del ecoturismo pero no en otros segmentos tan potentes en España como el Turismo cultural, urbano e incluso nuestro “existoso” sol y playa. España no lidera los avances en responsabilidad y sostenibilidad turística como debería.

¿Qué actores veis más activos entre el tejido empresarial y público a la hora de implementar estrategias de RSE? Hoteles, restaurantes, administración local, clientes, etc.

Tanto a nivel español como internacional entendemos que los actores más activos están siendo por un lado, algunas administraciones de ciertos países que llevan varios años promoviendo un turismo más responsable, y por otro, el sector hotelero, que ha empezado a implementar ciertas medidas al respecto quizás impulsada por la demanda creciente de los propios turistas.

¿Cómo se podrían desarrollar estrategias integrales de RSE?

Se podrían desarrollaranalizando la actividad de la entidad en profundidad, viendo qué aspectos pueden ser positivos para el destino, los turistas o la población local. A partir de ahí podremos decidir qué tipo de estrategias debemos implementar para optimizar esos aspectos positivos y eliminar los aspectos negativos de nuestra actividad. Sobre todo nos va a suponer un cambio de actitud en muchas de las actividades que realizamos.

¿Qué formación tienen o deberían tener los profesionales del turismo para poder diseñar o aplicar estas estrategias? ¿Realmente sabemos cómo hacerlo?

Deberían saber de manera práctica qué es desarrollar el turismo de manera responsable y sostenible y entender cómo deben aplicarlo a su actividad diaria.
El problema es que aún en España existe un gran desconocimiento del tema y se asocia a aspectos negativos que no son correctos como pensar que afecta a la calidad del producto turístico o que sólo se refiere al ámbito medioambiental. Si no se sabe realmente qué es aplicar la responsabilidad y sostenibilidad en la actividad turística es difícil que se implemente.

¿Han notado algún tipo de demanda por parte de los clientes de este tipo de estrategias? ¿Existe alguna concienciación más clara en determinados perfiles de clientes o por origen geográfico?

Hemos detectado demanda, de hecho nosotros nos dedicamos especialmente a ese tipo de viajero que quiere hacer un viaje más responsable. este perfil del viajero se interesa por determinados destinos y tipos de viajes que ellos identifican con el turismo responsable. Pero en determinados mercados, como los europeos o en el estadounidense, existe ya una demanda clara y concisa de lo que se busca durante el viaje en una empresa turística. Es un viajero concienciado que valora el destino, su entorno natural y patrimonio cultural e histórico, que quiere vivir una experiencia y auténtica, por lo que está buscando una empresa turística que le ofrezca esta experiencia de viaje.

¿Cómo dar a conocer estas estrategias? ¿Qué papel juega Internet y las redes sociales en todo este proceso?

Estas acciones o estrategias de responsabilidad y sostenibilidad, hay que darlas a conocer con transparencia y honestidad.
Hoy día existen muchos medios de comunicación, promoción y distribución específicos para este tipo de iniciativas de responsabilidad y sostenibilidad que son las más adecuadas para su difusión más que los medios masivos. Varios de ellos tienen como soporte Internet pero otros se encuentran en otro tipo de entornos no tan tecnológicos. Pero los viajeros que buscan un turismo más responsable no son siempre los viajeros más activos en la redes sociales.

¿Cuál es su visión a medio plazo (cinco años) de las estrategias de RSE en el sector turístico?

Estamos convencidos que esta apuesta por la responsabilidad en el turismo va a ir en aumento sobre todo porque los viajeros lo van a demandar cada vez más. Si el mercado lo valora y lo “compra”, el sector avanzará en este sentido.

Descarga (aquí) nuestro Libro Blanco para conocer más sobre la aportación de Susana Conde y los demás expertos que han colaborado en este proyecto de investigación por un turismo responsable y sostenible.

Fuente: Minube School

 

 

Lo que pide Ámsterdam: no nos visiten tanto, por favor

El Ayuntamiento de la capital holandesa quiere controlar el poder de atracción de la ciudad

1460994765_657049_1461066361_noticia_fotograma

La pérdida de propiedades del hormigón se denomina aluminosis. La culpa la tiene el cemento con grandes concentraciones de alúmina, que fragua más deprisa que el tradicional, pero pierde resistencia y pone en peligro la estabilidad del edificio. El trastorno de las ciudades víctimas de su éxito turístico podría llamarse síndrome del parque temático. Corren el peligro de descuidar su carácter, el cemento que soporta el peso del visitante, y sucumbir a su presencia masiva. Ámsterdam es el ejemplo más reciente de capital europea agobiada por su poder de seducción: los 17 millones de viajeros anuales recibidos ahora sumarán 30 en 2025, y el Ayuntamiento ha dicho basta. Son demasiados para sus poco más de 800.000 habitantes y es preciso actuar. Lee el resto de esta entrada

Viajes que escapan de lo convencional

Agencias de viajes revolucionan los nichos del sector, diversificándolos de una manera cada vez más exhaustiva y personalizada. Vitoria da un paso más allá al ser pionera en ofrecer itinerarios responsables.

San Prudencio está a la vuelta de la esquina y con él la posibilidad de disfrutar de unos días de asueto fuera de las tierras patronales del santo meón. Las agencias de turismo alavesas como cada año por estas fechas ya han echado el resto para saciar una demanda viajera cada vez más innovadora. Pocas son ya las touroperadoras de la capital alavesa que a su clásica oferta de circuitos internacionales o cruceros se resisten a incorporar trayectos diversificados por actividades que se escapan de lo convencional. Así, por ejemplo, se pueden encontrar propuestas de lo más sorprendentes, como irse a correr el Running Ibiza el próximo 1 de mayo, como ofrece……….; bucear en la Riviera Maya, como sugiere…….., o hacer descenso de barrancos en Asturias, como recomienda la agencia………

Otro ejemplo de la capacidad que esperan los clientes lo constituyen las agencias que han dado un paso más al especializarse en un nicho en concreto. Es el caso de las centradas en Álava como destino turístico, como ejemplifica la empresa……. destino turístico, que ofrece planes cerrados y a medida para conocer los rincones de este territorio, o las que apuestan por hacerlo desde vista de pájaro, como sucede con………. La lista de los periplos diseñados a medida se completa con los desplazamientos activos de…………, dedicada en exclusiva al esquí, clicloturismo o enogastronomía, o los de……., que programa rutas culturales, con tintes literarios, paisajísticos, históricos o arqueológicos para dar a conocer el patrimonio de los destinos.

Mención aparte en este capítulo a la hora de hablar de revolución en el sector turístico merece Agrotravel Turismo Responsable, que además de atender los deseos de sus clientes, también se entrega a la hora de satisfacer las necesidades de las comunidades locales que visita, con el fin de potenciar la economía local y conocer de primera mano las costumbres del destino, intentando minimizar en la medida de lo posible el impacto negativo de cada viaje. Es lo que se conoce como turismo responsable, un concepto que va más allá del sostenible, y en el que ha sido pionera esta agencia, que empezó a funcionar en Vitoria en febrero de 2010 y que ahora trabaja en todo el Estado proponiendo cerca de 50 países de todos los continentes, además de las rutas por todas las comarcas alavesas como destino sostenible. El objetivo es moverse más despacio y disfrutar más de cada lugar. Y eso se puede aplicar a toda clase de viajes: de empresa, luna de miel, voluntariado, solidarios… Incluso a destinos clásicos del turismo de masas como el Caribe mexicano, en los que proponen otra forma de visitarlo, descubriendo lugares alejados de los resorts de todo incluido, sin que intervengan grandes touroperadores, ni multinacionales, con la intención de generar emprendimiento local.

LOGO Turismo Responsable by Agrotravel

“Viajando de esta forma el precio es más justo y lo que pagas tiene una repercusión mucho mayor. Imagínate un viaje a Rivera Maya por 800 euros, con vuelo con una multinacional con un hotel, donde los empleados ganan un sueldo mísero, con algo que no tiene nada que ver. Nosotros trabajamos con comunidades mayas, apoyándoles con proyectos que desarrollan ellos mismos”, dice su directora, la gasteiztarra Susana Conde, una ingeniera agrícola y máster en Turismo Sostenible, que decidió cambiar de rumbo laboral al quedarse en paro para poner en marcha este original operador turístico, que como novedoso que es, también se dedica a asesorar en la materia a organizaciones turísticas, medios de comunicación y administraciones locales.

El tiempo transcurrido le dice a esta empresa, nominada como mejor Touroperador Local en los Virgin Awards de Turismo Responsable de 2011 y 2012, que van por el buen camino. En 2013 se internacionalizaron, al montar en México otra empresa de turismo responsable Totonal (que significa nuestra energía, nuestro sol, en Náhuatl). Y ahora esperan hacer lo mismo en Barcelona, si bien la filosofía de trabajo de todas ellas siempre es la misma. Todos los itinerarios que proponen los conocen de primera mano porque antes se han desplazado hasta ellos, “sino es uno u otro del equipo”, porque, como dicen, de lo contrario sería imposible asegurar que lo que ofrecen está en consonancia con hacer viajes respetuosos. “Algo importante de lo que nos diferencia es que intentamos ser muy honestos con la filosofía de turismo responsable”. Tanto es así que hay destinos con los que no trabajan por convicciones éticas, lo que les ha llevado a perder ventas: Irán, Arabia Saudí, China… Son un ejemplos de los lugares que ponen en cuarentena por vulnerar la protección de los Derechos Humanos, aunque no son los únicos. “De nuestros viajes retiramos avistamientos de cetáceos, porque se hacen con un barco que contamina o les molesta, nadar con delfines o los paseos con elefantes. Todo lo que sea actividades con animales analizamos muy mucho en qué condiciones se desarrolla”, puntualiza Conde. Lee el resto de esta entrada

Half of World Heritage Sites threatened by development, says WWF

Nearly half of all natural World Heritage sites are threatened by harmful industrial activities, according to a new WWF report. These sites provide vital services to people and the environment, but are at risk worldwide from activities including oil and gas exploration, mining and illegal logging.

boat-1225649_960_720

The report, produced for WWF by Dalberg Global Development Advisors, shows how natural World Heritage sites contribute to economic and social development through the protection of the environment, but also details global failures to protect these areas of outstanding universal value.

According to the study, 114 natural and mixed World Heritage sites out of 229 either have oil, gas or mining concessions overlapping them or are under threat from at least one other harmful industrial activity.

“World Heritage sites should receive the highest levels of protection, yet we are often unable to safeguard even this important fraction of the Earth’s surface,” said Marco Lambertini, Director General of WWF International. “We all agree that these are some of the most valuable and unique places on the planet, now we need to work together to let these sites provide for the well-being of people and nature.” Lee el resto de esta entrada

How all inclusive holiday companies avoid paying tax….

All inclusive travel groups are so large and ubiquitous it is almost impossible to travel overseas without using one of their airlines, cruiseliners or hotels. Barceló touts 90+ direct companies, Melía has 144 companies and TUI AG has 677 direct and indirect subsidiaries.

From the perspective of the holiday host countries, sun, sand and sea tourism are traditionally considered as a way to generate economic growth. Local government officials tout vacuous GDP growth figures, while hospitality companies make inflated claims of employment, to garner federal funding for infrastructure expansion.

But infrastructure is just one of the motivations for these powerful and vast corporations to invest. Ostensibly, tourist satisfaction drives resort selection. But visibly, much investment is driven by windfall profits and “tax-loss carry-forwards”, thanks to legislated tax loopholes and willing local officials who either ignore or aid in the violation of tax, environmental and employment regulations. (A tax loss carryforward is a loss on operations in the current year that can be carried forward to future years’ profits to be deducted against those gains.) Lee el resto de esta entrada

Cruise ships can destroy the very destinations they sell to us

Italy plans to cut back on the number of visitors allowed into Cinque Terre, a particularly picturesque section of its north-western coast. Around 2.5m tourists visited the area in 2015; this year, numbers will be limited to 1.5m. Such a drastic move raises questions about the impacts and benefits of mass tourism – and particularly cruise ships.

Sin título

This region of the Italian Riviera, characterised by its charming seaside villages set against rugged terrain, was once difficult to access and off the beaten path of mass tourism. Cruises helped change all that.

These ships began docking in the nearby port of La Spezia just a couple of decades ago, and several now arrive every week. This brought immediate economic benefits to the region. However, as the numbers of tourists have grown each year, the strain on local infrastructures has become too much to bear. Last year, nearly 650,000 of those Cinque Terre tourists came from cruise ships.

Ahoy, Cinque Terre! Room for 650,000 more? Bev Sykes, CC BY

These are small villages in precarious locations and therefore lack the necessary water, sewerage, electrical, and transportation services to accommodate such a rise in demand. While there are a few public toilets in Cinque Terre, these are not enough – and residents now report tourists using footpaths and even private gardens to relieve themselves.

Everyday life among tourists

None of this is new. Venice should already have provided a warning of the damage wrought by too many cruise ships. More than half of the historic city’s population has left since 1980, when its popularity as tourist destination skyrocketed, and fewer than 58,000 people live in the city today. Their numbers are dwarfed by the 100,000 or more tourists per day during the peak summer season, up to 30,000 of whom are on a cruise.

Most major ocean liners hold 3,000 or more passengers. These large ships allow the number of visitors to the city to exceed its physical capacity, as determined by hotel rooms. This makes everyday life cumbersome. Strolling tourists clutter the footpaths, pausing to take photographs. There are lengthy queues for water taxis, the rates of which have risen because of demand. This is reflective of prices throughout the city.

Modern cruise ships tower over traditional Venice. meunierd / shutterstock

Within the city, tourism is prioritised because of the money it brings in. Property prices continue to rise and residents find it difficult to afford housing in the city. Market stands are steadily closing down as they cannot compete for space in the campi with cafés and pubs, let alone the souvenir shops bursting with Venetian masks. Basic services for life in the city are diminishing. Lee el resto de esta entrada

Impuesto sobre turismo sostenible

El Consell de Govern de las Islas Baleares, a propuesta de la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha aprobado el Proyecto de Ley del impuesto sobre estancias turísticas y de medidas de impulso del turismo sostenible, una vez el texto ha incorporado numerosas modificaciones fruto de las aportaciones realizadas por interlocutores sociales durante el período de exposición pública del Anteproyecto.

El vicepresidente Biel Barceló ha explicado los dos grandes objetivos de este impuesto: “Por un lado, compensar la impronta ecológica de la actividad turística, y por otro, ayudar a cambiar el modelo para que esta actividad sea sostenible desde el punto de vista ambiental, económico y social. Con este nuevo tributo, nuestros visitantes contribuirán a preservar nuestras islas”.

Barceló ha argumentado: “Este impuesto es necesario: porque es una demanda social de la mayoría ciudadana que ha posibilitado el cambio político en este país y porque es uno de los instrumentos que nos permitirán, a la larga, mejorar nuestra competitividad poniendo énfasis en la calidad y en la sostenibilidad, y no en la masificación”.

Por medio de esta ley se establece un nuevo tributo, el impuesto sobre estancias turísticas en las Illes Balears, que tiene un carácter básicamente finalista, mediante la afectación de los ingresos que se recauden para la realización de gastos e inversiones vinculadas, en esencia, con el desarrollo y la protección medioambiental, y con el turismo sostenible.

A tal efecto, se crea el fondo para favorecer el turismo sostenible —que se nutrirá del producto de la recaudación de este nuevo tributo—, y, teniendo en cuenta que el desarrollo sostenible requiere la colaboración y la participación de la sociedad, se crea también la Comisión de Impulso del Turismo Sostenible, órgano en el que participarán las administraciones públicas y los agentes económicos y sociales.

El impuesto que se establece por medio de esta ley está destinado a compensar a la sociedad balear por el coste medioambiental que supone el ejercicio de determinadas actividades que distorsionan o deterioran el medio ambiente en el territorio de las Illes Balears. La mejora de la competitividad del sector turístico a través de un turismo sostenible, responsable y de calidad es otro de los objetivos del Proyecto de Ley.

Constituye el hecho imponible la estancia que realice el contribuyente en los denominados establecimientos turísticos, es decir, los establecimientos hoteleros y otros tipos de alojamiento, las viviendas turísticas y las embarcaciones de crucero turístico. La legislación tributaria no puede ignorar el hecho de que las estancias se sustancien en viviendas que no cumplan todos los requisitos que para ello impone la legislación turística. Así pues, en estos casos son procedentes el devengo, la liquidación y el cobro del impuesto y, además, la imposición de una sanción administrativa por no cumplir plenamente los requisitos que establece la legislación turística para el ejercicio de la actividad.

La Ley prevé la figura de los sujetos pasivos y crea la figura del sustituto, junto con el contribuyente —que es el que lleva a cabo el hecho imponible. El sustituto es quien tiene que cumplir las obligaciones materiales y formales que dispone la Ley. Además, y con objeto de garantizar el cobro de la deuda tributaria, se establecen determinados supuestos de responsabilidad solidaria.

En cuanto a la cuota tributaria, se configura una tarifa que oscila entre 0,25 euros y 2 euros por día de estancia o fracción, en función de los tipos de establecimientos en los que tiene lugar el hecho imponible. No obstante, esta cuota tributaria es objeto de una bonificación del 50 % para las estancias que se hagan en temporada baja. Así mismo, se establece otra bonificación, también del 50 %, sobre la cuota íntegra aplicable a las estancias de los contribuyentes en un mismo establecimiento turístico que se extiendan más allá de ocho días consecutivos.

La Ley que se aprueba consta de veinte artículos —distribuidos en cuatro títulos—, una disposición derogatoria y tres disposiciones finales. El Proyecto de Ley aprobado por el Consell de Govern queda listo para su tramitación en el Parlament de les Illes Balears.

Fuente: CAIB

El turismo es peor para el patrimonio que las guerras

La urbanización descontrolada o el cambio climático ponen en riesgo los monumentos de una forma más lenta pero más constante…

 

La negra lista de la barbarie está en lamentable y constante aumento: el arco de triunfo de Palmira, el templo de Baal -también en la ciudad Siria-, los iraquís museo de Mosul y esfinges de Nínive… Ejemplos recientes de la sinrazón de los ataques contra el Patrimonio Humanidad. La directora general de la Unesco, Irina Bokova, ha calificado como “intolerable” la destrucción de Palmira: “Cada uno de los ataques recientes nos insta a compartir todavía más el patrimonio de la humanidad, en los museos, las escuelas, la prensa, el hogar…”.

Sin embargo, las guerras no son el único, ni el principal factor que pone en peligro estos y otros lugares con excepcional valor histórico, artístico, arqueológico o arquitectónico. De los 802 sitios que forman la lista de patrimonio cultural de la humanidad, actualmente hay 30 que están en peligro. Antes de incluir a cualquier monumento o ciudad en este listado la Unesco realiza exhaustivos análisis sobre el estado de conservación. El documento que recoge las valoraciones de estos informes desde 1979 a 2013 concluye que los factores que más perjudican a los sitios patrimoniales son la mala gestión institucional: el desarrollo urbano descontrolado, las intervenciones y el uso inadecuado –como la sobreexplotación turística, este impacto ha pasado de un 8% de lugares afectados en 1985 a un 75% en 2013–, y otras intervenciones de la mano del hombre entre las que se encuentran, por ejemplo, los ritos religiosos, el vandalismo y los conflictos bélicos aunque estadísticamente en un porcentaje “insignificante”. Hasta 2013, los lugares destruidos por un ataque deliberado contra ellos habían sido 44. En la memoria colectiva se encuentra el hueco que los talibanes dejaron tras la destrucción de los colosales budas de Bamiyán (2001).

Hay cantidad de ejemplos de que el hombre continúa siendo un lobo para el hombre, para su historia y sus raíces. En la actualidad, la mayoría se encuentran en África y en Oriente Próximo, pero no solo ahí. Los edificios del puerto de Liverpool (Reino Unido), lugar desde donde partiría el submarino protagonista de la canción de los Beatles (aunque no oficialmente, el patrimonio inmaterial más importante de la ciudad inglesa) son patrimonio de la humanidad desde 2004. Fue uno de los centros más importantes de comercio marítimo en los siglos XVIII y XIX. En 2012 pasó a considerarse patrimonio en peligro por un proyecto en los muelles históricos que ampliará el centro de la ciudad, alterará el skyline, fragmentará y aislará –al menos de manera visual– las diferentes zonas del puerto. Ese mismo año también se deliberó sobre la torre Pelli en Sevilla. Un asunto que ha estado sobre la mesa en distintas ocasiones ya que se consideraba que el impacto visual de los 178 metros del edificio construido junto a la isla de la Cartuja afectaría a la catedral, los Reales Alcázares y el Archivo de Indias, el triángulo sevillano patrimonio de la humanidad. Finalmente se concluyó que “se evitarían desarrollos similares en el futuro de la ciudad hispalense”.

Turistas visitan el Machu Picchu. / Martin Mejia (AP)

La condición de sitio protegido por la Unesco no impide todas las intervenciones, las estudia y si no perjudican perennemente al lugar se pueden permitir. Aunque no siempre estas actuaciones llegan a ser valoradas por el ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Históricos). Así, el pasado marzo la movilización ciudadana hizo que los organizadores del World Padel Tour retiraran la solicitud de realizar la competición en el anfiteatro romano de Mérida. Nada más saltar a la palestra la intención de realizar un torneo de padel en el edificio emeritense de 2.000 años de antigüedad, los grupos municipales de la oposición dieron la voz de alarma y distintas plataformas ciudadanas pidieron que no se llevara a cabo. Esto hizo que los organizadores echaran atrás su intención de celebrar allí el campeonato, incluso antes de que el comité de valoración diera su veredicto. La Unesco reconoce que si las intervenciones causan el menor impacto en los sitios y, sobre todo, si son reversibles se pueden utilizar. No son lugares vetados, son lugares protegidos y lo ideal es conciliar su desarrollo humano y económico con su conservación. Esto se debería tener en cuenta en sitios como el macizo de Machu Picchu (Perú), patrimonio de la humanidad desde 1983, en el que la sobreexplotación turística puede llegar a ponerlo en peligro. “Tiene exceso de visitantes en comparación con lo que puede absorber. Hay riesgo de deslizamientos de terreno”, explica Lucía Iglesias, miembro de sector de Relaciones Exteriores e Información Pública de la Unesco. “Hay que buscar vías de equilibrio para que esto no ocurra”. Como limitar las actividades que pueden realizar los visitantes, en las isla de Capri (Italia) están prohibidos los autobuses no residentes.

En el templo de Abu Simbel (Egipto), las autoridades decidieron modificar el entorno para soportar el impacto de las hordas de turistas que atascaban las carreteras de acceso y cuya respiración dentro del santuario -de más de 3.000 años- aumentaba la humedad y la concentración de dióxido de carbono facilitaba la formación de depósitos salinos en los muros. Para resolver los problemas de tráfico, se instauró la circulación en una sola dirección y para reducir la humedad y temperatura en la cámara funeraria se instaló un sistema de ventilación, creando así un oxímoron fruto de las necesidades actuales. Sergio Sánchez del Moral, investigador del CSIC y jefe del departamento de Geología del Museo de Ciencias Naturales de Madrid, explica que en el patrimonio que se encuentra en medios subterráneos el impacto de las visitas es mucho mayor ya que sin ellas, en condiciones naturales, son ambientes muy estables.

Turistas dentro del templo de Abu Simbel. / © Mohamed Abd El Ghany / Reuter (REUTERS)

Potosí, la ciudad boliviana cuyo nombre es sinónimo de riqueza extraordinaria, está hoy lejos del estado que le dio ese significado. En el siglo XVI era un gran complejo industrial, el suministrador de plata del imperio español, materia prima del “dólar de la época”, los ocho reales –modelo del dólar estadounidense actual–. Iglesias compara las instalaciones, que siguen siendo explotadas hasta la extenuación, con un queso gruyère, lo que pone en peligro tanto el lugar como los que lo trabajan por riesgo de derrumbe. Esta sobreexplotación llevó a Potosí a entrar en la lista de patrimonio en peligro en 2014 debido a su actividad minera incontrolada y la insta a buscar otras maneras de desarrollo económico.

Contra las catástrofes naturales es más difícil combatir y son otros de los motivos por los que un lugar puede entrar en la lista de patrimonio en peligro. La ciudad de Bam (Irán) sufrió un terremoto en diciembre de 2003 que dejó en nada sus construcciones de adobe. Seis meses más tarde, entró, a la vez, en la lista de patrimonio mundial y en la lista de patrimonio en peligro. Así, un grupo de expertos evaluó los daños y se pusieran manos a la obra en la reconstrucción de la ciudadela, una de las muestras más perfectas y mejor conservadas de la arquitectura en adobe del mundo. Como la peruana Chan Chan, una ciudad precolombina de adobe -anterior al imperio Inca-, que por la fragilidad del material, la dificultad de su estabilización por las condiciones climáticas extremas -la zona ha sufrido un aumento de lluvias por el fenómeno el Niño- y se ha elevado el nivel de aguas subterráneas, unidas a los insuficientes recursos destinados a su conservación se ve abocada a permanecer en la lista de riesgo. En los últimos años el cambio climático no solo está afectando al patrimonio natural, también al cultural. La desertificación, las inundaciones, los cambios de humedad y de temperatura, así como los cambios de flora y de faunia afectan a los materiales de construcción.

El caso contrario al seísmo de Bam es el ocurrido tras el terremoto en Nepal el pasado 25 de abril. El patrimonio de Katmandú quedó reducido a escombros, pero el Gobierno nepalí no quiso que se les incluyera en el listado de patrimonio en peligro. Fueron técnicos a valorar los daños, pero no están incluidos. Hay países que asocian este listado con un castigo y “el espíritu de la convención no es tal”, insiste Iglesias. La lista en peligro no es una sanción, es una oportunidad, sirve, entre otras cosas, para movilizar efectivos y fondos, no solamente económicos y no solamente de la Unesco. No es una lista negra, es una lista ámbar que indica “¡ojo!, precaución”.

El puente que desunió

El único lugar que ha salido de la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad ha sido el Valle del Elba en Dresde (Alemania), 18 kilómetros de palacios, praderas, pueblos, el centro de la ciudad con monumentos de los siglos XVI a XX. Fue incluido en la lista de Patrimonio mundial en 2004 pero el Ayuntamiento de la ciudad sajona tenía planeado levantar un puente que uniera las dos orillas del río, una autopista que repercutiría en la integridad del paisaje. En 2005 se convocó un referéndum para que los ciudadanos decidieran y la mayoría votó a favor de la construcción. Aun así, se detuvo por la intervención de la Unesco. En 2006 este sitio entró en la lista de Patrimonio en peligro para perder definitivamente en 2009 la distinción de Patrimonio de la Humanidad y ganar una vía que aligeraba el congestionado tráfico de la ciudad.

Es la segunda vez que esto ocurría, la primera fue en Omán, cuando el Estado decidió reducir el 90% del espacio del Santuario de Oryx árabe, una zona con un ecosistema único, lo que le hizo salir del listado de Patrimonio Natural de la Humanidad.

Fuente: El Pâís

 

RESPONSIBLE TOURISM IN INDIA

 turismo-responsable-India-_MG_8526 (6)
Responsible tourism is a new concept in the tourism industry. This concept was developed by Jost Krippendorf in the 1980s. His goal was to “develop and promote new forms of tourism, which will bring the maximum benefit for all participants -. Travelers host population and the tourist industry, without causing intolerable ecological and social harm”.
Responsible tourism can be defined as “tourism that create better places for people to live in, and better places to visit.”

Some of the main goals of responsible tourism are as follows:
1.To respect local cultures – traditions, religions and built heritage.

2.To protect the environment – its flora, fauna and landscapes.

3.In order to conserve natural resources – from source to destination.

4.To benefit local communities – both economically and socially.

5.To minimize pollution – through noise, waste disposal and congestion.

In a nut shell, Responsible tourism is the form of tourism in which initiatives and responsibilities are taken by tourists and travel agencies to maximize the positive effects and minimize the negative effects on the environment, traditions and cultural heritage of the region.

Responsible Tourism is rapidly growing global trend. Some of the nations like South Africa, United Kingdom, United States, Gambia, Sri Lanka and India are already practicing Responsible Tourism and gradually other nations also follow ideologies in these countries.

India has an ample opportunity to appear as a responsible tourism destination. Indian tourism industry has grown tremendously in the last five years, and it is certain that India in the coming years will be a hot tourist destination in Southeast Asia. To sustain this growth process, it is necessary that all actors in the Indian tourism industry ie tour operators, government agencies and NGOs to work in cohesion. They must protect the heritage of our country, which in turn will benefit both the local community and tourists. Lee el resto de esta entrada

El turismo responsable, un cambio de paradigma

Esta fórmula, en auge en otros países como EEUU, Reino Unido o Canadá, propone viajes de impacto positivo en lo económico, en lo medioambiental y en lo socio-cultural. La alternativa a los paquetes turísticos vacacionales se abre paso a marchas forzadas en un sector de competencia feroz entre los grandes touroperadores. Las pocas agencias que recepcionan viajeros responsables en España no disponen del suficiente número de alojamientos o restaurantes que cumplan con las recomendaciones y buenas prácticas de esta actividad emergente.

Viaje sostenible a Senegal

Agrotravel es la única Agencia de Viajes española con certificado de turismo sostenible Travelife

Las etiquetas son varias, sostenible, justo, ético o ecoturismo, pero la definición de turismo responsable es una única. La Organización Mundial de Turismo Sostenible lo determina como “aquel que satisface las necesidades de los turistas actuales y de las regiones de destino, al mismo tiempo que protege y garantiza la actividad de cara al futuro”. ¿Qué implica esto? Que los desplazamientos y estancias en cada uno de los lugares de destino repercuten de forma positiva en lo económico, en lo medioambiental y en lo cultural.

Aquello de viajar a todo tren, con coche propio o alquilado, con aviones de compañías de bajo precio, con el ánimo de ver muchos lugares en poco tiempo no tiene cabida en esta filosofía. El espíritu que mueve al viajero responsable es otro bien distinto y el de las agencias dedicadas a esta actividad, escasas aún, al menos en España, también. No les obsesionan los datos sobre el número de visitantes y pernoctaciones. Su preocupación es bien distinta, ya que pretenden hacer de los viajes una experiencia única, irrepetible y enriquecedora tanto para el visitante como para el visitado, “partiendo siempre de una visión igualitaria que respete a los otros y a su cultura”. Esa es la misión que se propusó Susana Conde, Directora de Agrotravel Turismo Responsable, cuando allá por el 2010 se inició en esta aventura.

Lee el resto de esta entrada