Archivo de la categoría: BIENVENIDA

VIAJES DE EMPRESA O DE INCENTIVO EN CLAVE SOSTENIBLE

Muchas empresas y entidades de diversos tipos realizan varios viajes al año obligados por su actividad o como incentivo para sus empleados o clientes. Pero muchos de esos viajes podrían realizarse de una manera más sostenible y responsable, en coherencia con la filosofía de la entidad o la RSE (Responsabilidad Social Empresarial) de la empresa que realiza ese viaje. Estos viajes de empresa, normalmente, están planificados y gestionados de manera totalmente convencional y de viajes que no tienen en cuenta unos criterios de sostenibilidad y responsabilidad para la preparación de los mismos.

Sin embargo, el cambio de actitud y de concientización de las empresas, de los clientes, de los consumidores y de la sociedad en general, determina que se empiecen a considerar los viajes de incentivo o de empresa desde el punto de vista de la sostenibilidad y la responsabilidad. Cada vez son más los clientes e incluso inversores que valoran a las empresas en base a su apuesta clara por integrar en toda su actividad una política de sostenibilidad y responsabilidad.

blog

Esta política de sostenibilidad también debe verse aplicada a los viajes realizados por los miembros de la empresa, directivos, empleados y también buenos clientes, que valorarán muy positivamente el realizar un viaje de “incentivo” con un componente de sostenibilidad. Además, esto hará reforzar la imagen positiva de la empresa, ganará en credibilidad y respetabilidad y la aproximará a la sociedad y a sus potenciales consumidores.

Para organizar un viaje de empresa “verde”, lo primordial es conocer a la empresa cliente de manera profunda, de cara a poder adaptar el viaje no sólo a sus necesidades, sino a sus objetivos de sostenibilidad como empresa. El punto de partida sería informar sobre todo lo relacionado con el destino: cultura, historia, lengua, gastronomía… con el objeto de que esos viajeros que van a permanecer unos días en el destino, lo conozcan y pongan en valor ese patrimonio y promoviendo que se tenga una actitud más correcta y respetuosa durante el viaje. También con el doble objeto de que disfrute más y se interrelacione mejor con el destino y la población, algo no tan común en los viajes de empresa, en los que muchas veces, los visitantes apenas descubren y disfrutan del lugar al que han viajado. Lee el resto de esta entrada

Turismo responsable, transformar el modelo de negocio

turistas_barcelona_getty_230913El turismo responsable consiste en  “mejores lugares para vivir, mejores lugares para visitar“.  El concepto se define en Ciudad del Cabo en 2002 en la Conferencia Internacional sobre Turismo Responsable, un evento paralelo a la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de Johannesburg. Esta definición, contenida en la Declaración de Ciudad del Cabo es ahora ampliamente aceptada y ha sido adoptada por el Día Mundial del Turismo Responsable que se celebra cada año desde 2007 en el World Travel Market en Londres.

La declaración reconoce que el turismo responsable puede tomar muchas formas, que los diferentes destinos y sus grupos de interés tienen diferentes prioridades, y que las políticas y las directrices locales deben implementarse a través de procesos de diálogo y cooperación entre los diferentes stakeholders interesados en el desarrollo de un turismo responsable.

Así pues, el turismo responsable, lejos de ser un nicho o una tipología turística, es más bien una metodología transversal consistente en aplicar a los destinos, empresas y productos turísticos determinados principios, criterios y orientaciones prácticas que revierten simultáneamente en beneficios para la comunidad de acogida y para la propia actividad turística y los propios turistas.

El turismo responsable es pues aquel que:

  1. Minimiza los impactos ambientales, sociales y culturales negativos.
  2. Genera mayores beneficios económicos para la población local y procura la mejora del bienestar de las comunidades receptoras.
  3. Involucra a los residentes en las decisiones que afectan a sus vidas y sus modos de subsistencia.
  4. Hace contribuciones positivas a la conservación del patrimonio natural y cultural y a la preservación de la diversidad mundial.
  5. Proporciona experiencias más agradables para los turistas a través de conexiones significativas con la población local y una mayor comprensión de las cuestiones culturales y ambientales locales.
  6. Proporciona acceso para persones con discapacidad.
  7. Es culturalmente sensible y genera respeto y orgullo entre turistas y anfitriones.

En definitiva, el turismo responsable, a diferencia del turismo sostenible, requiere y pone el acento en que todos los actores implicados en turismo, operadores, hoteleros, gobiernos, y, especialmente, la población local y los propios turistas asuman la responsabilidad que les corresponde y adopten medidas para hacer del turismo una actividad más sostenible. Lee el resto de esta entrada

“Turismo Responsable y Sostenible y su Demanda en el Mercado”

El pasado 30 de enero de 2015, el Instituto de la Sostenibilidad Turística® realizó el Encuentro Especializado «Hablemos juntos de sostenibilidad. Un camino sin retroceso para el turismo» en el marco de la Feria Internacional de Turismo (Fitur 2015).

Con el formato de dos Mesas Redondas, diferentes expertos en sostenibilidad abordaron los aspectos más importantes que afectan a la sostenibilidad y su desarrollo en el sector turístico.

Dña. Susana Conde Rey  Founder&Ceo Agrotravel Turismo Responsable y Member of the GSTC’S Board of Directors intervino con la ponencia «Turismo Responsable y Sostenible y su Demanda en el Mercado». Lee el resto de esta entrada

RESULTADOS DEL PROYECTO TAKE THE MED 2013-2014 (en francés)

COMPTE RENDU DE L’OPERATION TAKE THE MED ENSEMBLE

Une opération impulsée avec l’aide de Alphée ADIMI, stagiaire à voyageons-autrement.com durant l’été 2013, relayée et animée d’octobre 2013 à avril 2014 par :

Sara Ciet/Emilie Fauqué/Nina Hajdi

take the med 4

Objectif de départ :

Expérimenter avec 30 internautes volontaires une évaluation à distance de 12 sites Internet (2 par mois) présentant une pratique de tourisme durable en Méditerranée, les classer selon les informations obtenues autour des critères en annexe 1, établis en concertation avec eux.

Cette expérimentation, sans aucune prétention, préfigure la mise en place future d’un dispositif abouti similiare à un « Tripadvisor de l’écotourisme » : doter les écotouristes de la possibilité d’évaluer leurs pratiques et partager leur retour sur Internet. Lee el resto de esta entrada

LO SOSTENIBLE NO SIEMPRE ES LO JUSTO

 

Al hilo del siguiente artículo y observando el devenir de la industria turística en relación con el interesado término “sostenible” y el desarrollo de la sostenibilidad integral que ello implicaría, intento trasladar las bases por las que desde Agrotravel Turismo Responsable denominamos y desarrollamos un TURISMO RESPONSABLE , haciendo referencia a la responsabilidad de todos y cada uno de los agentes que componen la oferta turística, en los siguientes ámbitos:

Turismo Responsable & Sostenible

A menudo se aplica el adjetivo “sostenible” al desarrollo, sustituyendo la expresión “desarrollo humano”, que tanto ha costado aclarar, por “desarrollo sostenible”. Esto es, a mi juicio, un retroceso.

Después de la II Guerra Mundial el desarrollo de los pueblos se medía en términos de PIB, y fueron pioneros como Lebret, Goulet, ul Haq o Sen quienes recordaron que el auténtico desarrollo es desarrollo humano, que los pueblos están desarrollados cuando las personas cuentan con las capacidades suficientes para llevar adelante los planes de vida que elijan, no cuando les sobran mercancías. Que la pobreza es falta de libertad. Recurrir ahora al desarrollo sostenible introduce un margen de ambigüedad.

Cuando se quiere recortar gastos en una partida cabe siempre la coartada de decir que tal como está resulta insostenible y que es necesario introducir reformas para asegurar su sostenibilidad. Así ocurre con la sanidad, las pensiones, los salarios, la educación o la economía, con la dependencia o la ayuda a los vulnerables. Los recortes se hacen entonces en nombre de las generaciones futuras, cuando lo bien cierto es que es preciso atender a las generaciones presentes sin olvidar a las futuras. Lo que ocurre es que el término “sostenible” es muy opaco.

Nacido a comienzos del siglo XVIII en el campo de la economía, recibió el espaldarazo social en las reflexiones sobre el expolio de la naturaleza. El Informe Brundtland gestó la idea de desarrollo sostenible y la Cumbre de Río de Janeiro 1992 se ocupó del tema recordando que los recursos de la Tierra son escasos y es necesario usarlos racionalmente, manteniendo sus condiciones de reproducción y pensando en las generaciones futuras. Este uso de la palabra se introdujo en la Carta de la Tierra, asumida por la UNESCO en 2003.

Es verdad que, además de la naturaleza, ya se incluían en la expresión la protección de los derechos humanos, la paz, la diversidad cultural, la justicia social y el fortalecimiento de la democracia. Pero el hecho de que la expresión se origine en la economía ecológica introduce siempre confusiones, porque no es lo mismo intentar que el uso de la naturaleza sea sostenible que construir una sociedad sostenible. En ese juego de la ambigüedad quienes desean manipular tienen las manos más libres.

Para que los recursos naturales sean sostenibles deben usarse por debajo del límite de su renovación. Si talamos un bosque, desaparece, pero si nos servimos de él por debajo de cierto límite, siempre hay madera disponible. Pero ¿qué sucede cuando se aplica esta medida a la protección de derechos humanos o a la democracia? ¿Cuál es el límite en la producción y distribución de recursos sanitarios, judiciales, educativos o de bienestar social, por debajo del cual es preciso situarse para hacer posible la renovación?

En los ochenta del siglo pasado se decía que el Estado debía propiciar a los ciudadanos un “mínimo razonable”, y que eso era lo justo. Pero la justicia parece estar perdiendo terreno frente a la sostenibilidad, que al parecer da más juego, pero es más confuso. Las personas no son bosques, no se puede hablar aquí de talar más o menos. Si se recorta tanto que se pone en peligro la vida digna de una parte de la generación presente, entramos en lo que se llamó en un tiempo “las elecciones crueles” entre las actuales generaciones y las por venir, que dejan las manos libres para actuar en la generación presente sin contar con criterios de justicia.

Una persona puede sacrificar algunas de sus aspiraciones para tener una vejez mejor, pero una sociedad no es una persona, sino un conjunto de personas, y son algunas de ellas las que deciden a quiénes se debe sacrificar. La elección es entonces cruel, pero no para quienes toman las decisiones, sino para los que sufren sus consecuencias.

Por eso en el caso de las sociedades es aconsejable sustituir el discurso de la sostenibilidad por el de la justicia, el del desarrollo sostenible por el del desarrollo humano y la sostenibilidad medioambiental. Y en vez de empeñarse en construir una economía o una sanidad sostenibles, en vez de hablar de pensiones o ayudas a la dependencia sostenibles, bregar para que sean justas.

Por Adela Cortina*

*Catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia

Fuente: Ecoportal

Lee el resto de esta entrada

Economía de la Felicidad: otro mundo es posible

Helena cuenta cómo, hace 35 años, ocurrió el declive de una pequeña localidad llamada Ladakh.
Esta localidad del Tibet, que vivía siguiendo los latidos de su corazón, se abrió al mundo
y Helena vio cómo, a sus calles, empezó a llegar comida subvencionada, transportada por carreteras subvencionadas con gasolina subvencionada y de la noche a la mañana se destruyó la economía local. Se generó desempleo y empezaron las tensiones entre sus habitantes. En 10 años, budistas y musulmanes de la localidad empezaron a matarse.

The economics of Happiness es una película documental dirigida por Helena Norberg-Hodge, Steven Gorelick yJonh Page. En ella, distintas personas tales como Vandana Shiva, Bill McKibben, David Korten, Michael Shuman, Juliet Schor, Richard Heinberg, Rob Hopkins, Andrew Simms, Zac Goldsmith, Samdhong Rinpoche, Clive Hamilton, Mohau Pheko, Keibo Oiwa y muchos más dan sus opiniones sobre lo que ahora mismo está ocurriendo en la economía mundial, el origen de la situación actual y su opinión sobre las soluciones y la salida hacia un mundo diferente.

Este es el Trailer de la película:

Esta película documental es un análisis de los efectos y las consecuencias reales de la Globalización y de lo que implicaría una re-localización de las economías para todos nosotros.

Para ellos, la Globalización ha supuesto una separación entre los gobiernos y los intereses de los ciudadanos y principalmente un distanciamiento entre las acciones y las implicaciones de dichas acciones. Cuando las decisiones económicas desde un Wall Street o una City de Londres están tan alejadas del granjero o ganadero, es decir de la producción, es muy difícil que la ética esté presente. Al igual que en la guerra, cuando, entre el lugar donde se aprieta el botón para lanzar una bomba y donde cae está, median millones de kilómetros, no caben elementos de empatía, compasión o entendimiento. Lee el resto de esta entrada


 anigif

Un buen momento para la reflexionar sobre lo que vivimos y lo que esperamos del nuevo año 2015

“Feliz Año Nuevo con nuestros mejores deseos”

¿Es difícil ser un consumidor responsable?

Algo que es necesario no puede ser difícil. A muchos consumidores responsables les gustaría poder hacer más por la casa común que es este planeta Tierra. Y otros usan cualquier excusa para no asumir su parte obvia de responsabilidad.

Hay cosas que sencillamente no están a nuestro alcance, por muy útiles y fantásticas que sean. Por ejemplo, una de las cosas que más daño están haciendo a la humanidad es el hecho de usar el P.I.B. (Producto Interior Bruto) como forma de medir la economía o el desarrollo de un país. Todos los países, hasta la ONU, usan el injusto PIB, o el PIB podrido, que mide el dinero que se gasta en un país, pero sin mirar si se gasta para bien o para mal. Eso engaña a los políticos, a las gentes, y oculta problemas graves. Por eso sería mejor usar el llamado Indicador de Progreso Genuino, o IPG, una forma de incluir también aspectos medioambientales, educativos o de salud. Pretender un crecimiento económico midiendo sólo el PIB es muy negativo a medio o largo plazo. También sería estupendo que nuestros gobernantes fomentaran las energías renovables, pues tienen muchas ventajas y muy pocos inconvenientes y el turismo responsable y sostenible.

Pero sin embargo, como ciudadanos normales no podemos hacer que los gobiernos olviden el PIB y usen el IPG. Tampoco podemos hacer que fomenten las renovables y el turismo responsable y sostenible. A lo sumo podemos pedírselo con cartas, recogiendo firmas, o cambiándonos de compañía eléctrica u touroperador, pero poco más. Y por desgracia, no son métodos tan efectivos como nos gustaría.

Sin embargo, un consumidor responsable no necesita aspirar a tanto. Tiene mucho sentido centrarse en cosas pequeñas, y plantearse continuamente cómo mejorar (eso es ser ecologista). Podríamos suponer que tenemos un “contador de acciones responsables” que mide con puntos verdes nuestras acciones ecológicas o humanitarias. Así por ejemplo, reciclar un envase podría darnos unos 10 puntos verdes ambientales, 20 si es de vidrio o metal.

Y hay cosas “pequeñas” que nos dan muchos puntos. Por ejemplo, tener nuestro dinero en un banco ético es muy influyente, porque estamos haciendo que nadie use nuestro dinero para acciones contra la Naturaleza o nuestros semejantes. Esto nos daría al menos 5000 puntos verdes al mes, como mínimo (o más según el saldo). Si tienes hipoteca puedes dejarla en tu antiguo banco, y todo lo demás… ¡a un banco ético!

En toda Europa hay empresas de electricidad que te garantizan que pagas por electricidad de fuentes 100% renovables. Es una forma de dejar de colaborar con la contaminación nuclear y de no ser responsables por quemar combustibles fósiles, ni de la terrible corrupción en este sector. Con esto sumaríamos otros 5000 puntos verdes más al mes (¡o más!). Cambiar de banco, touroperador o de empresa eléctrica requiere un pequeño esfuerzo, pero una vez hecho, estamos colaborando a cambiar el mundo, día a día, y sin esfuerzo. Esto es más efectivo incluso (y más barato) que poner paneles solares fotovoltaicos para autoconsumo, que también daría puntos verdes, por supuesto.

Plantar unas semillas (de tomate, por ejemplo) o un diente de ajo, en una maceta de nuestra ventana (huerto urbano) no sólo nos hará ver crecer unos preciosos tomates, ajos o ajetes, sino que evitará un montón de contaminación (transporte, pesticidas, abonos químicos…) y nos dará unos 100 puntos verdes por planta como mínimo (incluso si es de algo no comestible). Hacer jabón y usarlo, además de reciclar aceite usado, ahorra mucha contaminación por productos químicos y su transporte, por lo que podríamos conseguir al menos 1000 puntos verdes más, sólo por usarlo para la lavadora o lavavajillas.

Hacer compost en casa, para nuestras macetas, es muy fácil, pero requiere cierta práctica, por lo que puedes empezar haciendo muy poco, y probar. Es tan simple como echar restos de frutas y verduras en una maceta vacía, y esperar. No olvides echar también hojas secas de plantas y nunca restos de carne o pescado. Reducir nuestra basura también reduce la contaminación y el transporte de residuos. Podrías ganar unos 1000 puntos verdes por cada pequeña cantidad de compost.

Reducir nuestro consumo de envases, por ejemplo evitando las bebidas en envases individuales, o los alimentos enlatados, nos puede dar 50 puntos verdes por envase. Más del doble que si lo reciclamos, porque si reciclar es bueno, evitar su consumo es lo mejor. Por cada kilo de carne o pescado que evitemos comer, podemos suponer más de 1000 puntos verdes. Ahorrar agua es más interesante si valoramos los puntos verdes más que el dinero que cuesta el agua. Ser voluntario en algún grupo ecologista o humanitario, también te dará muchos puntos verdes.

Desde luego, estas son sólo unas cuantas ideas muy baratas y con muchos puntos verdes. Por algo de dinero puedes hacerte socio de una ONG de tu confianza, poner energía solar para agua caliente o para electricidad, aislar bien tu vivienda… En la cadena verde tienes más ideas muy variadas que te permitirán ser rico en puntos verdes, que van a la cuenta de la Tierra, donde mucha gente, ingresando puntos, estamos forzando un cambio grande.

Pero al final… ¿Qué importan los puntos verdes, si lo importante es hacer las cosas bien y sentirnos bien haciéndolas bien?

NOTA: Este artículo fue publicado previamente en El Samón Contra Corriente, un nuevo medio informativo sobre economía real, ecología y mucho más y posteriormente por  en BlogSostenible

Lee el resto de esta entrada

Curso online “Turismo Sostenible y nuevos Empleos Verdes”

Para todas aquellas personas que estáis interesadas en desarrollar diferentes iniciativas de Turismo Sostenible, os informo de la existencia del siguiente completo e interesante Curso online “Turismo Sostenible y nuevos Empleos Verdes”, con un importante descuento si os inscribis de parte de Agrotravel Turismo Responsable

Presentación: ¿Por qué turismo sostenible?

  Con sus más de mil millones de turistas al año y una aun mayor previsión de crecimiento, no es difícil hacerse en consecuencia una idea del impacto que sus actividades tienen sobre la economía, las sociedades actuales y el medio ambiente.

Esta realidad trae consigo nuevos retos como el de apostar más decididamente que nunca por un Desarrollo Sostenible que permita revertir sus efectos negativos. Eso sí, propiciando también cambios en un sector turístico que genere nuevos modelos que ofrecer a un turista más concienciado que nunca.

El Turismo Sostenible pretende avanzar hacia ese horizonte actuando desde la ética y responsabilidad impulsando medidas que minimicen el impacto ambiental, respeten las culturas locales y proporcionen un mejor reparto de los ingresos.

Bajo esas premisas está diseñado este curso online. En él se ofrecen perspectivas de diferentes disciplinas como la geografía, la antropología o la sociología, yendo más allá del convencional análisis de mercado.

¿A quien está dirigido este curso? 

Este curso está pensado tanto hacia aquellas personas que deseen adquirir o complementar sus conocimientos para no quedarse atrás y poder responder a las dinámicas actuales. Como para aquellos estudiantes o desempleados que deseen completar su perfil profesional para posicionarse favorablemente en el mercado laboral.

Un curso orientado en definitiva, tanto para aquellos que se asoman por primera vez al mundo del turismo y la sostenibilidad, como para quienes desean ordenar y contrastar sus conocimientos al respecto.

Contenidos y duración

La formación tiene lugar a lo largo de 5 semanas, a razón de un módulo temático por semana.

Módulo 1. Aproximación al Turismo y el Desarrollo Sostenible.
Donde nos adentramos a comprender de cerca el mundo del turismo desde la óptica de la sostenibilidad y sentar las bases para las siguientes unidades

Módulo  2. Turismo y Medio Ambiente.
Analizamos la planificación del turismo en áreas protegidas, los impactos del turismo sobre el medio ambiente y la gestión de estos impactos.

Módulo  3.  Turismo, Cultura y Sociedad.
Las llegadas de turistas alteran significativamente la realidad cultural e identitaria de un destino. Veremos en que forma.

Módulo  4. Turismo y Desarrollo Socioeconómico.
Exploramos cuál es la relación entre turismo y desarrollo socioeconómico.

Módulo  5. Yacimientos de Empleo en la Economía Verde.
En los últimos tiempos van apareciendo nuevos perfiles de empleo. Nos acercaremos al panorama laboral actual de mano de las últimas tendencias en materia de Turismo y Desarrollo Sostenible…

Cada uno de los módulos se divide a su vez en:

  1. Temario, donde tendrás acceso a material de estudio, básico y complementario.
  2. Test de Autoevaluación, basado en las preguntas que el profesor ha elaborado, que te servirá de repaso y pondrá a prueba lo aprendido.
  3. Preguntas de debate, donde se plantearán los casos, situaciones o preguntas para que las discutas en cada Foro con tus compañeros y compañeras.
  4. Caso práctico, donde se planteará alguna tarea a realizar relacionada con el contenido de la lección.

La dedicación media estimada para completar con exito el curso es de tres o cinco horas semanales, aunque todo dependerá de la implicación y de los conocimientos previos con los que parta cada alumno.

 Metodología

A la hora de diseñar la metodología resulta lo más práctica y sencilla posible pero sin sacrificar la calidad del contenido.

En lugar de saturar con excesiva documentación y reglamentación en formato pdf, este curso se basa en ofrecer un itinerario apropiado para conocer todos los aspectos y dimensiones que abarca el tema, siempre dando la oportunidad de profundizar. Los contenidos hacen siempre referencias a ejemplos reales (videos, casos prácticos, noticias) que permitan comprender la relevancia de lo aprendido,  aprovechando el potencial de internet.

En este curso se pone el acento en el debate y la interacción entre los participantes, cuyas aportaciones desde diferentes lugares y perspectivas enriquecerán los contenidos.

captura curso

Apoyo de los profesores

Los profesores tendrán un rol activo, fomentando la participación y por supuesto estarán disponibles para ayudar con el manejo del curso y su contenido.

Para solventar cualquier tipo de duda sobre la metodología o los contenidos, el alumno podrá escribir un mail al que se dará respuesta en menos de 24 horas.

Además, se podrá solicitar  una tutoría individual cada semana.

Objetivos

Al final del curso cada estudiante habrá adquirido conocimientos para:

  • Ampliar su visión del turismo, entendiendo sus problemáticas actuales, enfrentando sus contradicciones y explorando soluciones de mano de las ultimas tendencias.
  • Aumentar los recursos y fuentes de información de las que valerse, para seguir profundizando por su cuenta.
  • Hacerse una idea aproximada de cuales son las demandas actuales del mercado laboral en torno a las diversas vertientes del Turismo Sostenible, y de como posicionarse ante ellas.

Diploma

Los alumnos recibirán un certificado acreditativo a la finalización del curso.

Precios

Consulta los precios, descuentos y bonificaciones.

 

Próxima Edición, 10 de noviembre a 14 de diciembre de 2014

Lee el resto de esta entrada

Olas de Responsabilidad

Agrotravel Turismo Responsable desarrolla un proyecto pionero de turismo sostenible para la práctica del surf en la costa vasca. Se trata de un deporte que atrae a Euskadi a unos 72.000 viajeros anuales
Dos surferos en una playa del País Vasco / Foto: Agrotravel                                                                     Dos surferos en una playa del País Vasco

Disfrutar del surf de manera responsable y sostenible será pronto posible en Euskadi gracias a un proyecto pionero de turismo responsable para la práctica del surf desarrollado por Agrotravel-Turismo Responsable.

Practicado desde hace siglos en las islas de la Polinesia (el capitán Cook lo pudo observar en 1767), el surf, el arte de cabalgar las olas manteniendo el equilibrio de pie sobre una tabla alargada, se popularizó a nivel internacional después de su recuperación en Hawai, que abanderó el célebre Duke Kahanamoku.

Su trayectoria como nadador olímpico norteamericano en la segunda década del pasado siglo le permitió viajar por todo el mundo, y en sus destinos marítimos asombraba al público al practicar siempre que podía en la playa su deporte favorito.

El surf tiene un impacto económico mundial de 73.500 millones de euros

A mediados de siglo, el surf contaba ya con miles de practicantes en California y Australia. Hoy, está considerado uno de los veinte deportes con más aficionados en todo el globo: unos 35 millones de personas lo consideran no sólo una disciplina deportiva, sino una forma de vida que combina la salud y el contacto con la naturaleza, y están dispuestas a viajar en busca de las mejores olas, según estimaciones de la International Surfing Association en 2012.

Y se estima que el impacto de estos devotos del surf sobre la economía mundial alcanza los 100.000 millones de dólares (unos 73.500 millones de euros), con un crecimiento sostenido del 20% en los últimos 10 años.

turismo responsable-canarias-surf 1 copia

La costa del Cantábrico, y más en concreto la costa vasca, es una de las grandes mecas mundiales del surf. Allí se practicó por primera vez en Europa, en 1959, en Biarritz, en el País Vasco francés. Hoy, la mítica ola de Mundaka es el sueño de surferos de todo el planeta. Pero también son idóneas para encaramarse en la tabla playas como las de Sopelana, Zarautz, Gros, Aizkorri, Bakio, Deba, Orrua o Arrigunaga.

En Euskadi funcionan 38 escuelas y cinco campamentos de surf, y el turismo relacionado con este deporte, que atrae a unos 72.000 viajeros anuales, aporta más de ocho millones de euros anuales a la economía vasca. Una encuesta del Observatorio Turístico de Euskadi reveló que su estancia media es de 6,8 noches y que más del 75% de los surferos viaja acompañado. El promedio de personas por grupo es de 3,3 y el gasto medio del viaje de 432,85 euros.

Materiales tóxicos

Como todas las actividades humanas, la práctica del surf tiene un impacto ambiental. Según datos aportados por Envirosurfer, tienda de surf ecológica, cada año se fabrican 400.000 tablas de materiales tóxicos como la gomaespuma y la resina sintética. Y un 20% de la gomaespuma se tira cada vez que se realiza el shaping (modulación de la tabla). También se convierten en residuos 250 toneladas de prendas de neopreno. Se consumen seis millones de barras de cera anuales. Y unas 6.000 toneladas de cremas de protección solar acaban contaminando el mar.Y, también como casi todas las actividades humanas, debe ser posible llevarla a cabo de manera solidaria y sostenible, con el menor perjuicio posible para el planeta y de manera que contribuya a fortalecer la economía de las comunidades locales.

Unas 250 toneladas de prendas de neopreno se convierten en residuos 

Ese es el objetivo de un proyecto pionero de turismo responsable para la práctica del surf desarrollado por Agrotravel-Turismo Responsable que pretende incidir sobre seis áreas: la comunidad local, que será incluida en el proceso de toma de decisiones; el medio ambiente, que se protegerá mediante el reciclaje, la reducción del consumo de energía y medidas para evitar la contaminación; los trabajadores, que serán siempre de origen local y a los que se garantizarán condiciones laborales dignas; los turistas, a los que se sensibilizará sobre los impactos positivos y negativos del sector; el material, que será reciclado o fabricado con materiales sostenibles; y finalmente, el alojamiento, que se elegirá entre establecimientos locales respetuosos con el entorno, que consuman productos del territorio y apoyen la cultura autóctona.

Un ejemplo de viaje diseñado por los impulsores del proyecto recorrería durante dos semanas la costa vasca en un vehículo de escasas o nulas emisiones, transportando a un grupo de un máximo de 10 personas que se alojarían en establecimientos responsables y que, además de recibir clases de surf, asistirían a sesiones de sensibilización sobre el medio ambiente y la cultura local, además de realizar otras actividades turísticas (culturales, de naturaleza, creativas o manuales).

Fuente: Agrotravel Turismo Responsbale a través de Ecoavant