Archivos Mensuales: mayo 2015

La demanda de turismo sostenible crece doce puntos más que el convencional

La demanda mundial de turismo sostenible crece a más ritmo que el turismo convencional. De hecho, lo hace doce puntos por encima: a un ritmo del 16% el turismo sostenible mientras el convencional crece un 4%. A la vista de estas cifras Gijón valora la posibilidad de comenzar a comercializarse como destino turístico en mercados estratégicos demandantes de turismo sostenible, destacando en su oferta la propuestas donde se funde su compromiso medioambiental con el compromiso social con los ciudadanos.

Elisabet Amat, durante su presentación.

Susana Conde, directora y fundadora Agrotravel Turismo Responsable, se refirió durante la jornada sobre marketing sostenible celebrada en el Centro de Arte, a la importancia de trabajar en esta línea ante la demanda creciente que existe en el mercado internacional. Además, como explicó Conde, el perfil de viajero de turismo sostenible tiene un poder adquisitivo medio-alto. «No gasta más, sino que gasta mejor», especificó la responsable de Agrotravel Turismo Responsable.

Para las organizaciones y entidades que optan por atender esa demanda, la responsable de ecodiseño en la empresa Lavola, Elisabet Amat, comentó que ya existe la posibilidad de compensar la huella de carbono que genera la actividad turística, realizando un cálculo y propuestas para la reducción y compensación de la contribución del sector turístico a las emisiones de gases efecto invernadero. «Algunas empresas ya ofrecen esa posibilidad», expuso Amat, quien agregó que «no tiene un coste muy alto». Como ejemplo señaló que la compensación de viaje de Barcelona a Madrid en avión con tres días de estancia en la ciudad condal tendría un impacto de 390 kilogramos de emisiones de dióxido de carbono pero únicamente repercutiría en 3,12 euros para la empresa que desee asumir es compensación. De hecho, desde Lavola ya ofrecen la oportunidad de que las empresas que se incorporan a este protocolo puedan obtener una certificación, de la misma manera que los usuarios que se sumen al mismo pueden concretar a qué proyectos se destinan esos costes de compensación de las emisiones de CO2.

Mónica Chao, responsable de Medioambiente y Sostenibilidad de NH Hoteles, explicó que «la sostenibilidad se percibe como un valor añadido y las grandes compañías internacionales lo están demandando». Aerolíneas como Lufthansa o restaurantes españoles ya detallan a sus clientes las implicaciones ambientales del producto que consumen.

Fuente: C. J. La Nueva España

VIAJES DE EMPRESA O DE INCENTIVO EN CLAVE SOSTENIBLE

Muchas empresas y entidades de diversos tipos realizan varios viajes al año obligados por su actividad o como incentivo para sus empleados o clientes. Pero muchos de esos viajes podrían realizarse de una manera más sostenible y responsable, en coherencia con la filosofía de la entidad o la RSE (Responsabilidad Social Empresarial) de la empresa que realiza ese viaje. Estos viajes de empresa, normalmente, están planificados y gestionados de manera totalmente convencional y de viajes que no tienen en cuenta unos criterios de sostenibilidad y responsabilidad para la preparación de los mismos.

Sin embargo, el cambio de actitud y de concientización de las empresas, de los clientes, de los consumidores y de la sociedad en general, determina que se empiecen a considerar los viajes de incentivo o de empresa desde el punto de vista de la sostenibilidad y la responsabilidad. Cada vez son más los clientes e incluso inversores que valoran a las empresas en base a su apuesta clara por integrar en toda su actividad una política de sostenibilidad y responsabilidad.

blog

Esta política de sostenibilidad también debe verse aplicada a los viajes realizados por los miembros de la empresa, directivos, empleados y también buenos clientes, que valorarán muy positivamente el realizar un viaje de “incentivo” con un componente de sostenibilidad. Además, esto hará reforzar la imagen positiva de la empresa, ganará en credibilidad y respetabilidad y la aproximará a la sociedad y a sus potenciales consumidores.

Para organizar un viaje de empresa “verde”, lo primordial es conocer a la empresa cliente de manera profunda, de cara a poder adaptar el viaje no sólo a sus necesidades, sino a sus objetivos de sostenibilidad como empresa. El punto de partida sería informar sobre todo lo relacionado con el destino: cultura, historia, lengua, gastronomía… con el objeto de que esos viajeros que van a permanecer unos días en el destino, lo conozcan y pongan en valor ese patrimonio y promoviendo que se tenga una actitud más correcta y respetuosa durante el viaje. También con el doble objeto de que disfrute más y se interrelacione mejor con el destino y la población, algo no tan común en los viajes de empresa, en los que muchas veces, los visitantes apenas descubren y disfrutan del lugar al que han viajado. Lee el resto de esta entrada