Noruega, pionera en Europa en Turismo Sostenible


El país escandinavo, que aplica criterios sostenibles a toda su política turística, es el único del continente que se ha dotado de su propia certificación en este terreno
La espectacular roca sobre el fiordo llamada Trolltunga, en Odda, al sur de Noruega / Foto: Jav Arman
 Espectacular roca sobre el fiordo llamada Trolltunga, en Odda (Noruega) / Foto: Jav Arman
En nuestros anteriores artículos hemos aportado ideas a los viajeros para hacer sus desplazamientos más responsables: les hemos aconsejado sobre cómo tener una actitud responsable en determinadas situaciones durante el viaje o en determinados destinos, sobre cómo minimizar su impacto sobre el medio ambiente y las comunidades locales y cómo hacer que su visita repercuta de forma más positiva para la economía local.A partir de ahora queremos empezar a dar visibilidad y reconocimiento a aquellos destinos que se están esforzando por trabajar en la sostenibilidad y ofrecer opciones a esos viajeros que quieren visitarlos de una manera más responsable y respetuosa con el medio, sin renunciar por ello a disfrutar al máximo de su escapada.

Uno de esos destinos que están mejorando cada vez más su sostenibilidad, con las prioridades muy claras en cuanto a una buena gestión medioambiental y socioeconómica, que busca apoyar a los emprendedores locales y por tanto el desarrollo económico local, y a la vez respetando la identidad de la comunidad local… en definitiva, que trata de convertirse en un buen lugar para vivir y por tanto un buen lugar para ser visitado, es Noruega.

Los noruegos fueron los primeros europeos sensibles a la ecología y las renovables

El país de las auroras boreales es ante todo un ejemplo de turismo respetuoso con el medio ambiente y el patrimonio cultural, en el que sus gobernantes y ciudadanos han sabido aprovechar sus recursos naturales sin caer en la masificación y la explotación insensible de sus increíbles paisajes.

La escasa durabilidad de algunos de sus otros recursos, entre los que destacan los hidrocarburos, está muy presente en la mente de la población y en las decisiones políticas, y es por eso que el país invirtió mucho en el pasado en un desarrollo sostenible y sigue haciéndolo ahora con el turismo.

Los noruegos siempre han sido conscientes de la riqueza de su entorno y fueron los primeros europeos sensibilizados por la ecología y el desarrollo de las energías renovables. Esta implicación sigue plenamente vigente, ya que el país escandinavo es ahora un líder de la I+D+i en estos temas.

Noruega es un país famoso por sus incomparables fiordos, que tanto gustan a los turistas, y por este motivo recibe decenas de miles de visitantes a lo largo de todo el año. Los visitantes acuden también en busca de sus auroras boreales y otros atractivos naturales de primer nivel, que se ven acompañados de un patrimonio cultural propio muy bien conservado.

Es especialmente en los fiordos noruegos, esas profundas y escarpadas entradas del mar en el continente, donde se ha centrado en un primer momento el desarrollo turístico sostenible, para acabar replicándolo después por todo el país.

El trabajo realizado en los fiordos ha sido reconocido de tal manera a nivel internacional que tanto en 2004 como el pasado 2013 han sido considerados por la revista National Geographic Traveler, en colaboración con el Centro de Destinos Sostenibles de National Geographic, como acreedores al primer puesto de su lista de los lugares más célebres del mundo y de los viajes más representativos.

Patrimonio de la Humanidad

En la edición de 2013 han obtenido una puntuación aún mejor que en 2004: entre 133 destinos, los fiordos noruegos obtuvieron 85 puntos. El hermoso paisaje y el “buen estado de conservación de la vida rural de Noruega” están fuertemente protegidos y, además “la población local parece beneficiarse”, señalaron los encargados de valorar las candidaturas.

La calidad ambiental es del más alto nivel. El paisaje es sorprendente y estéticamente uno de los más bellos. Los iconos de Noruega son tan únicos que es difícil imaginar otra cosa mejor. La cultura local se puede ver en las costas y en las montañas. Se ofrece un panorama ideal de la vida rural bien conservada”. Estos son los valores que han hecho que los fiordos vuelvan a ser galardonados.

El modelo de desarrollo turístico sostenible se ha aplicado, en concreto, en cuatro localidades: Røros, las islas Vega, Trisyl y Lærdal. Cada uno de ellos con unos atractivos muy especiales y bien conservados, incluso han sido declarados Patrimonio de la Humanidad.

El antiguo pueblo minero de Røros es único. Se trata de una comunidad moderna en el que las personas viven en medio de un sitio que la Unesco ha considerado merecedor de su reconocimiento y protección. Justo al sur del Círculo Polar Ártico, el archipiélago de Vega, un grupo de varias decenas de islas también ha conseguido esta catalogación.

La calidad ambiental y paisajística de los fiordos son alabados en todo el mundo

Trysil es la mayor estación de esquí de Noruega, con 66 pistas y 31 remontes. Resulta ideal para acudir en familia. En verano, Trysil ofrece más de 30 actividades para compensar la clara estacionalidad del destino de invierno. Y Lærdal, ubicado al final del fiordo Sognefjord, presume de atracciones turísticas como la iglesia de madera de Borgund y el pueblo de Gamle Lærdalsøyri.

Estos maravillosos parajes participaron en el Programa Destino Piloto de los Criterios de Turismo Sostenible del GSTC (Consejo Global de Turismo Sostenible) en el año 2012, lo que sirvió para analizar qué aspectos debían mejorar y de esa manera poder trasladar dicha forma de desarrollar la actividad turística a otros rincones del país.

Y para acabar de completar esa apuesta de todo el país nórdico por el desarrollo sostenible también en el turismo, el pasado 2013, Noruega, implementó su propio estándar de sostenibilidad turística, alineado con los criterios del GSTC, lo que le convierte en uno de los pocos países del mundo y el único hasta el momento de Europa que cuenta con su propia certificación en este terreno, con todo lo que ello supone de cara a implicar a todos los agentes implicados: destinos, empresas turísticas y turistas.

En esta clara elección todos están poniendo de su parte: las administraciones, las empresas turísticas locales y los ciudadanos noruegos que, gracias a su concienciación, han conseguido hacer de su país un destino sostenible y que los turistas que llegan al mismo estén, o se marchen, cada vez más sensibilizados.

Si quieres que tu próximo viaje sea sostenible y responsable, elige un destino como Noruega, que te sorprenderá y te hará disfrutar al máximo, ¡pero siempre de una manera sostenible!

Acerca de TurismoResponsablebyAgrotravel

*Member of Board of Directors Of Global Sustainable Tourism Council GSTC. *Member of Board of Foundation for European Sustainable Tourism FEST. *International associate director of the Center for Research, Development and Innovation in Tourism CIDTUR (Perú) *Manager Director of Agrotravel Turismo Responsable, Green Euskadi andTotonal Viajes que iluminan -México- *Speaker at Conferences, Sustainable Events Management, Workshops and Meetings to promote responsible and sustainable tourism *Consultant and trainer in responsible and sustainable tourism area.

Publicado el 16/01/2014 en IMPACTOS DEL TURISMO, NOTICIAS SOBRE TURISMO RESPONSABLE y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: