Archivos diarios: 08/02/2013

“Viajar de manera sostenible y responsable no es más caro, pero sí es más comprometido”

arkaia Ceres Ecotur realizó recientemente la siguiente entrevista con Ángeles Arroyo, propietaria del singular Agroturismo Arkaia. Ángeles nos explica algunos de los compromisos que tiene con el turismo responsable:

El Agroturismo Arkaia es un establecimiento con mucho encanto situado en la provincia de Álava-Araba (Euskadi), fruto de la rehabilitación minuciosa y laboriosa de un edificio original del siglo XIX, que ha conservado la arquitectura tradicional.

Productos gastronómicos locales y ecológicos, una filosofía impregnada de prácticas responsables para fomentar un turismo lo más sostenible posible, explotación agraria propia, huerto ecológico para autoconsumo, fomento de medios de transporte poco contaminantes, políticas activas para reducir la huella ecológica de sus clientes, todo tipo de medidas para promover la eficiencia energética y una correcta gestión de los recursos naturales…

¿Hace falta seguir? Por todo esto y mucho más, el Agroturismo Arkaia es una de las últimas incorporaciones al proyecto Ceres Ecotur, de turismo rural ecológico en España. Lee el resto de esta entrada

Sostenibilidad del Destino Turístico: Un Compromiso de Todos

See on Scoop.itTurismos alternativos en América Latina

La clave para el desarrollo turístico no va a estar en esa promoción de obras que conducen, sin duda, a una sobreoferta que provoca una discusión eterna sobre regulación, limitación etc., echando siempre la culpa “al otro” y, por supuesto no nos lleva a ningún fin. La clave del desarrollo turístico va a estar en la sostenibilidad ecológica del destino y en el compromiso de todos los que viven en él.

Actuar sobre un territorio y desarrollarlo a base de ladrillo y hormigón es muy fácil. Lo hemos visto, lo estamos viendo y, espero, que no se siga viendo. Destrozar el patrimonio natural es muy fácil y continua siendo barato y rentable para las empresas que así actúan. Pero no sólo se trata de un efecto aislado, sino que supone la primera parte de una reacción en cadena. El desarrollo urbanístico y la creación de nuevas infraestructuras turísticas y de ocio generan un incremento de la carga sobre el territorio mediante generación de residuos, incremento de los vertidos, más presión humana sobre los parajes naturales, incremento de la contaminación acústica, atmosférica, de las aguas y lumínica, por ejemplo. Todo ello implica una mayor demanda de servicios, más personas que se desplazan a la zona para la prestación de los mismos, mayor consumo de recursos energéticos y de agua, lo que, poco a poco, todo ello requiere nuevas infraestructuras y, por tanto, el desencadenamiento de una espiral de la que no se conoce su límite. Mejor dicho, sí se conoce el límite, la destrucción de destino mediante la destrucción de todos los ecosistemas que concurrían en él. Lee el resto de esta entrada